Innovación dentro del sector de la construcción

En la actualidad, las expectativas están cada vez más altas en lo que se refiere al sector industrial y de la construcción. Sobre todo, enfocado al diseño, las prestaciones y la eficiencia energética de bloques de edificios y viviendas. Las nuevas concepciones e ideas plasmadas en los planos ofrecen cada vez conceptos más modernistas y con estructuras que varían en cuanto a su forma, estructura y diseños.

Pero toda estructura, ya sea modernista, o de un diseño más habituado a los cánones tradicionales, requiere de un buen aislamiento que permita ahorrar coste y proporcionar la resistencia adecuada. Es aquí donde, desde hace ya unos años, empresas fabricantes de paneles sandwich para cubiertas y fachadas ofrecen sus productos para todo tipo de proyectos. Una serie de productos a medida que ofrecen unas ventajas realmente eficientes.

Protección y resistencia

La innovación reside en la particularidad de estos paneles y su fabricación. Al fin y al cabo, se tratan de unas estructuras metálicas reforzadas en medio de una espuma de poliuretano, que es la encargada de dotar de estas propiedades aislantes a las estructuras y viviendas. ¿En qué beneficia esto? Principalmente en que gracias a estos paneles es posible conseguir una gran resistencia a agentes externos. Tanto las cubiertas como las fachadas, están preparadas para contener tanto la temperatura, así como el agua u otros ambientes que puedan perjudicar a estos materiales.

Se trata de una gran resistencia, que además no supone un gran coste. Ya que, desde su adquisición, hasta su instalación o mantenimiento no supone un gran desembolso, por lo que son muchos los que optan por estos sistemas.

Ahorro de energía en casa

Esta es también una garantía de ahorro para las familias y propietarios. Ya que el poder aislante de estos paneles permite que la temperatura no se pierda, garantizando un ambiente único en el interior y favoreciendo una disminución de la factura energética y las emisiones de CO2 a la atmósfera.

El diseño enfocado al sector de la moda

El diseño actualmente engloba una infinidad de posibilidades a futuro. Muchas son las prácticas, aplicaciones y funcionalidades que se le puede dar al diseño. Más aún si se aúna con una de las condiciones básicas intrínsecas con el diseño, como es la creatividad. Los diseños se toman como el punto de partida para luego crear esa imagen, ya sea el diseño de un prototipo, de una máquina, de un sistema, de una página web, o el diseño de vestuario. Todos parten de una misma base conceptual hasta dar con el boceto más acertado para cada caso.

En el sector textil ocurre lo mismo. Es por eso que el diseño se posiciona como una de las fases principales en este proceso.

Cómo orientar el diseño a la moda

Cualquier diseñador que quiera dedicarse al diseño de moda debe tener claro un par de cuestiones previas. La primera de ellas es que para poder dedicarse a esta actividad es preciso tener unas nociones previas, y consolidadas, tanto de las herramientas como de la historia dentro de la moda. Tener claro ambos conceptos, desde las influencias pasadas, a las nuevas vertientes vanguardistas, permiten tener un background y unas habilidades prácticas para poder trasladar todo aquello que nace del imaginario creativo.

El siguiente punto a valorar está relacionado con el objetivo final. El mundo de la moda cada vez está abarcando más mercado y existe una mayor especialización, tanto para el diseño de colecciones, programas de estilismo y estética, vestuario de arte, dirección artística, confección a medida, diseño de accesorios y complementos…

Estas son algunas de las salidas y los intereses principales de aquellos/as que deciden entrar a formarse en esta rama del diseño de moda.

Aprendizaje y práctica

Como en cualquier disciplina sobre la que se quiera ejercer, es necesario un aprendizaje y una experiencia práctica para poder dar el salto al mercado laboral. En esta línea, en la actualidad existen numerosas academias y centros que imparten grados de diseño de moda y cursos especializados para adquirir las habilidades y aptitudes concretas para poder ejercer con toda la profesionalidad.

La revolución en el mobiliario de oficina para ambientes modernos

Toda revolución forma parte de una evolución y estructuración de una actividad o periodo. Siguiendo este hilo, estos cambios y modificaciones adaptables a los nuevos tiempos se pueden aplicar a la totalidad de sectores, trabajos o circunstancias concretas. Pero si en algo destaca más es en los nuevos productos, fabricaciones y artículos disponibles en el mercado que consiguen adaptarse a los nuevos tiempos y los más novedosos modelos de rutina actuales.

¿Qué pasó con las oficinas y despachos antiguos?

La tendencia actual gira en torno a la digitalización de todos los sectores y a la mejora de la productividad de las empresas en base a programas y una gestión de equipo mucho más abierta y dinámica. Es un cambio que se ha ido produciendo a lo largo de los últimos años y que ha permitido que muchas empresas y compañías adopten un modelo de negocio y emprendimiento basado en la confianza, y la satisfacción de los trabajadores en su área de trabajo, oficina, despacho o centro.

¿En verdad existe una gran diferencia entre cómo se gestionaban antes las empresas y oficinas a cómo se organizan ahora? Lo cierto es que sí que es posible determinar una serie de puntos clave. El primero de ellos es el modelo más horizontal de jerarquía, estando todos a un nivel similar y con un protagonismo casi semejante.

El modelo de jefe y subordinados a los que apenas ve, casi está obsoleto. El trabajo en equipo y el uso de metodologías ágiles de producción para sacar adelante los proyectos es por lo que más se apuesta actualmente.

Diseño, mobiliario y organización

Otro de los aspectos donde más se ha notado este cambio de paradigma es en el diseño de las propias oficinas. Espacios más abiertos, con cristales separadores para cada departamento, y con muebles como las mesas móviles en diferentes alturas para permitir al trabajador estar de pie o sentado mientras desarrolla su actividad. Esto unido a otros modelos de mesas modulares, sillas más adecuadas al cuerpo y una larga lista de máquinas y herramientas de oficina más precisas, permiten dar un nuevo aire y una predisposición a afrontar cualquier proyecto de una manera más directa y eficaz.

Las mejores medidas de seguridad para proteger tu oficina

Llevar la organización y mantener el orden en una oficina o empresa no es tarea sencilla, sobre todo si no se utilizan las medidas de seguridad pertinentes para este propósito. Hoy en día la digitalización y desarrollo de software han permitido disponer de herramientas para el control del trabajo de los empleados. Medidas tanto para las entradas y salidas, como para la gestión de proyectos de la forma más ágil y productiva posible. Vamos a resaltar algunas de ellas.

Sistemas de control de asistencia

Dentro de las opciones más viables, fáciles de gestionar y rápidas se encuentran los paneles para registrar las entradas y salidas de los trabajadores. Una rutina muy eficaz para establecer horarios y disponer de todos los datos para confirmar que se ha cumplido con las obligaciones de asistencia dentro de la jornada laboral.

Este tipo de paneles se instalan en la puerta principal y funcionan a través de la codificación de la huella del empleado, o mediante el uso de una tarjeta. Ambas opciones son válidas para esta función. A través de un software de control a través de cualquier dispositivo como el ordenador, se registran todos los datos para poder cotejarlos en cualquier momento. Una interfaz intuitiva y modelo de gestión adaptable a toda empresa o marca.  

Sistemas para entrar

Las llaves para entrar a las oficinas y empresas, sobre todo del sector tecnológico, están ya anticuadas. Ahora lo que se suelen usar son estos mismos códigos de identificación, huellas o las tarjetas imantadas para poder. Unos sistemas para poder entrar y fichar al mismo tiempo y que se establecen cada vez más en un mayor número de espacios de trabajo, ya sean empresas, oficinas, centro de negocios, áreas coworking, o centros de cooperación de trabajo.

¿Por qué los remolques son basculantes?

Una de las grandes características de los remolques que se utilizan en la actualidad es que cuentan con el diseño y el mecanismo apropiado para convertirse en remolques basculantes. ¿Esto qué significa? Básicamente que esta condición permite que tanto la carga, como la descarga, de todo tipo de materiales  o vehículos pueda realizarse con un mecanismo sencillo que facilita estos procesos. ‘Bascular’ en definitiva es: inclinarse, mediante un mecanismo adecuado, de modo que la carga resbale hacia afuera por su propio peso, según la RAE.

Tecnología hidráulica

La tecnología aplicable a estas maquinarias industriales y remolques posibilita un trabajo mucho más eficiente y rápido. Favorece que los procesos se simplifiquen, y como consecuencia la productividad aumenta de forma considerable. Un ejemplo claro son los remolques basculantes para transportar motos.

En el caso de querer remolcar una motocicleta de poca cilindrada y peso medio, la manipulación es más sencilla, pero si se requiere transportar una moto de gran cilindrada se necesita maniobrar para encajar bien las ruedas con los ejes. Algo que se simplifica mucho si se tiene un remolque capaz de bascular para encajar desde el primer momento la moto a los raíles, y a través de ellos subir la moto hasta el remolque en cuestión.

Todo un proceso manual gracias al mecanismo hidráulico de última generación que permite que esta tecnología aplicable a maquinarias industriales sea indispensable a día de hoy.

Ventajas

Los remolques basculantes, por tanto, ayudan a mejorar todavía más las funcionalidades que de primeras ofrecen cada uno de los modelos de remolques actuales que salen al mercado. Sobre todo cuando hablamos de remolques de un considerado tamaño o para trabajos muy específicos. Ni que decir tiene que para que asegurar esta actividad, es preciso siempre acudir a marcas de primer nivel que ofrezcan productos homologados, con sistemas de prevención y garantía suficiente para el trabajo diario.

La tecnología aplicada a mejorar sistemas de toda la vida

Esta es la premisa que vamos a utilizar para destacar el trabajo que se está haciendo con el uso de la tecnología. Concretamente su aplicación para mejorar aparatos y mecanismos con gran protagonismo en la vida diaria, y encima, por si fuera poco, incentivando la proyección ecológica, con todo lo que esto supone para la protección del ecosistema. Uno de los sistemas que cumple todas estas particularidades son, ni más ni menos, que las calderas de biomasa.

Todo el año, y con más intensidad en las épocas de mayor frío, hacemos uso de la caldera del hogar, de la oficina, o de cualquier centro edificado. Es algo común y que nos ha permitido poder consumir agua caliente y disponer de sistemas de radiadores. Algo que venimos usando desde hace muchos años, sobre todo gestionado por el uso de combustibles como el gas.

Ahora las cosas están cambiando, y a parte de disponer de estos servicios, la tendencia es la de aprovechar los recursos necesario y combatir la contaminación. Algo que tanto las calderas como las estufas de pellets, o de cualquier otro recurso de biomasa, permite conservar. Más que eso, el poder no gestionar residuos ni emitir contaminación.

Las calderas más ecológicas del mercado

Con el paso de los años, la naturaleza está siendo más damnificada debido a las decisiones tomadas por nosotros. A veces toca cambiar el ‘chip’, y así lo quieren hacer saber tanto las organizaciones a favor de la conservación del ecosistema, así como las empresas suministradores de biomasas y los servicios públicos que están favoreciendo este tipo de alternativas. Unas alternativas más eficientes, innovadoras, e incluso potentes, para instalar en viviendas y que permiten que cada vez se confíe más en la energía renovable como fuente primaria de abastecimiento en las viviendas y otros entornos.

Así de fácil es transportar una moto

Tanto si tienes una moto de campo, como si usas un modelo de competición, seguro que has estado en la situación de tener que viajar y llevar tu moto. En esos casos ¿qué es lo mejor? Sin duda ahora mismo este tipo de mercado ofrece una serie de remolques para llevar motos ya preparados para que puedan ser usados sin realizar muchas maniobras. De forma sencilla, rápida y segura. Una serie de calificativos que definen a este tipo de remolques de los que vamos a indagar más.

¿Son realmente seguros los remolques?

Este sector industrial encargado de dar una solución a estos momentos está focalizando todo su esfuerzo en lograr un producto final de mayor calidad, que garanticen una conducción libre de obstáculos y cuyo resultado final sea la de una serie de remolques que puedan ser usados de la manera más fácil posible. De ahí que la incorporación de materiales más resistentes, el peso más ligero, y una reducción en las maniobras hasta agarrar bien la moto, son algunos de los puntos clave por los que muchos se deciden a esta opción, ya sean profesionales de las motos, o no.

Tan solo se deben seguir unos pasos previos, nada más. Primero, antes de nada, dar con el remolque ideal. Que sea homologado, y que tenga todo en orden. Una vez vaya a ser usado, mantenerlo en una posición cómoda e indicada por el fabricante para subir la moto. Enganchar el propio remolque a un coche o vehículo, y sujetar las ruedas de la moto de tal manera que esté perfectamente agarrada para cuando arranque el coche. Todas estas características y facilidades a la hora de tratar con tu moto, harán mucho más fácil todo ese trasiego una vez se comienza un viaje.

De esta forma, las empresas industriales fabricantes de esta clase de productos, están trabajando para conseguir crear modelos, de la marca España, que compitan en cualquier parte del mundo y orientado a ganar en calidad a la hora de realizar estos trayectos.

La tecnología más precisa dentro del sector agrícola

Continuamos con esta serie acerca de cómo la tecnología y la innovación se está abriendo paso en un territorio rural y agro que cada vez se adapta mejor a estos cambios. Y esto es así ya que gracias a esta revolución y nuevos diseños, se está propiciando que se profesionalice todavía más la agricultura de tal manera que se puedan reducir tiempos, costes, y mantener la producción al mismo tiempo. En gran parte por la aparición de máquinas para trabajar el campo mucho más eficientes y diseñadas a conciencia.

Mejora en la maquinaria

Dentro de todo lo que engloba al sector primario, son muchas las herramientas y los procesos que deben llevarse a cabo para que den como resultado un cultivo y cosecha esperada. También parte de la importancia reside en los fenómenos atmosféricos y meteorología que pueda darse hasta la recogida de la cosecha.

Lo que quiere dejar claro es que todo el trabajo agrícola requiere de la ayuda de maquinaria industrial. Una serie de máquinas para trabajar el campo que pueden diferenciarse dependiendo de la función y la aplicación de la misma. En este sentido, en el mercado existe una gran multitud de modelos, diseños y en definitiva máquinas para todo este desempeño agrario. Entre ellas algunas como las sembradoras, cultivadores o arados. Pero las hay para trabajos más específicos, o para organizar y picar la paja, para el cuidado del terreno o el acondicionamiento del mismo si se trata de un suelo problemático.

Tecnología en el sector primario

De no hace mucho tiempo a esta parte, los fabricantes de estas herramientas agrarias han dado un gran salto de calidad para añadir complementos de gran ayuda para el trabajo diario. De ahí que los nuevos modelos de máquinas incorporen medidas como sensores más precisos para calcular la distancia entre semillas y profundidad. Una maniobrabilidad más ajustada. Una resistencia mayor a los impactos. Y todo ello para permitir ajustarse a tiempos cada vez menores y conseguir una eficiencia mayor. Otro de los factores que destacan hoy en día es la diferencia de tamaño, ya que ahora es posible adquirir maquinarias y aperos de dimensiones mayores para trabajar más rápido manteniendo las garantías antes nombradas.

Cambios entre la agricultura tradicional y la más moderna

Con el paso de los años el mercado establece nuevas pautas y medidas más eficientes para llevar a cabo ciertas actividades. Con la tecnología se consigue avanzar a pasos agigantados para llegar a la meta de forma más óptima. Desde el principio de los tiempos, estos inventos y desarrollos han funcionado con la intención de conseguir resultados más rápidos y de una mayor calidad. Este salto de calidad también se ha posicionado en sectores como el de la agricultura, donde hay cambios llamativos entre las herramientas y maneras de afrontar la actividad hace unos cuantos años, y cómo se realiza hoy en día.

Paradigmas de los modelos más clásicos y tradicionales

Los agricultores hace unos años hacían gala de su fuerza, orientación, coordinación, y sobre todo esfuerzo, para poner en valor todo el trabajo de forma manual para sacar adelante el fruto del campo. Como contamos, un trabajo 100% manual donde se requería de mucho tiempo y mano de obra que se encargara de cada uno de los procesos necesarios que completan esta actividad hasta poder recolectar el producto cosechado y cuidado.

De ahí que tanto las azadas o máquinas robustas y con poca maniobrabilidad se convirtieran en el trabajo diario de estos trabajadores. Algo que ha sufrido verdaderos cambios en la actualidad.

Modelos de máquinas modernas para la agricultura

Estamos en la época de los avances, del desarrollo y de la implementación de modelos para cualquier campo de acción, entre ellos la agricultura. Es por eso que a día de hoy es posible ver y utilizar verdaderas máquinas agrícolas inteligentes para el campo y poder aprovechar mucho más el tiempo que se dedica a estas labores. Máquinas como las sembradoras para el campo, que son capaces de colocar las semillas a una distancia equidistante y profundidad determinada sin realizar una previa labor de labranza.

Estas herramientas mecanizadas son mucho más efectivas, y además, consiguen mantener el suelo con todas sus propiedades sin tener que invadirlo previamente ni removerlo.

Mecanismos y herramientas inoxidables, lo mejor del mercado actual

La mecanización es uno de los pilares indiscutibles de nuestra sociedad. Crear sistemas con los que poder trabajar con la mayor comodidad y asegurando la fiabilidad y unos resultados que perduren en el tiempo. Si nos pusiéramos a contar el número de herramientas, materiales, máquinas que existen en el mercado no podríamos parar. Menos aún si hacemos diferencias entre los modelos y la calidad o diseño de cada uno de ellos.

No obstante, entre todo este completo catálogo existente destacan un grupo. Todos aquellos accesorios, y en definitiva suministros industriales, diseñados con acero inoxidable. Una característica que les ofrece un plus en cuanto a resistencia, durabilidad y calidad, al fin y al cabo.

Materiales inoxidables

¿Qué definen a los materiales de acero inoxidable? El acero inoxidable, que es el componente principal de este tipo de materiales, les hace especiales porque les protege frente a la corrosión, de la cual son muy resistentes. En definitiva no se oxidan y son realmente útiles para colocarlos en ambientes con agentes externos (agua, aire…).

Tipos de materiales inoxidables

Siempre que se nos viene este calificativo a la cabeza muchos lo asimilan y lo relacionan, sobre todo, al mundo de la tormillería. Tornillos inoxidables, tuercas, arandelas… pero en verdad va mucho más allá que eso. Actualmente es posible encontrar casi cualquier herramienta inoxidable en cualquier centro o ferretería.

Cadenas, destornilladores, boquillas, remaches, flexómetros, muelles, tapones, anclajes, varillas, puntas, guantes, válvulas, discos de corte, rueda, carritos para transportar, lima, fresas, sierras, brocas,… es decir prácticamente todo el catálogo disponible que puedas necesitar está disponible con su variante en acero inoxidable para una mejor adaptación al ambiente.

Estos son algunos ejemplos, pero se podrían dar muchos más. Y es que hay que ser precavido y elegir los suministros para industria con cuidado y siempre atento a las características individuales de cada uno.