Cómo se ha profesionalizado el sector de asistencia y cuidados a domicilio

En la actualidad no hay sector que no haya sucumbido a las ventajas de la digitalización. Una ventana que abre posibilidades a entidades, marcas y actividades que antes veían limitada su visibilidad y protagonismo. Un paso natural dadas las circunstancias actuales y cómo ha avanzado la tecnología y la implementación de prácticas que han tenido que reinventarse. Una de ellas es el apartado y servicios de asistencia o cuidados a domicilio. ¿Cómo ha cambiado este sector?

Quizás se asocie este tipo de trabajo a una actividad sencilla, fácil y en la que cualquiera tiene cabida. Pero nada más lejos de la realidad. Este tipo de cuidadores de enfermos, personas mayores, o personas con problemas físicos o mentales, están preparados para desempeñar este trabajo. Una tarea profesionalizada.

La profesión de los cuidadores

Pese a que se pueda llegar a pensar en que este tipo de trabajo esta devaluado, es un trabajo a considerar y de gran exigencia. Por eso, las entidades que ayudan a buscar cuidadores, así como las propias familias se fijan cada vez más en perfiles con experiencia, profesionales y que sepan cómo cuidar a una persona y el trato que deban darle.

Al fin y al cabo, son familiares suyos los que van a ser atendidos, y siempre se pretende que estén en las mejores manos.

Esta profesión es cada vez más vocacional y técnica ya que hay que estar preparado para una dedicación plena. Un trabajo empático y en el que se va a establecer un vínculo emocional, y no solo profesional, con la persona atendida. Además de todas las tareas que se tienen que desempeñar habitualmente. Desde el aseo, la atención diaria, vestir, dar de comer, ayudar a hacer ejercicio, hacer compañía, hablar, jugar, ayudar a moverse de una habitación a otra… y un largo etcétera.

La digitalización de los cuidadores

Como comentábamos este marco actualizado en el que nos encontramos, ha provocado que tanto empresas de contratación, como entidades de ayuda, así como los propios cuidadores se vean en la necesidad de innovar y presentarse de una manera más directa. Así han surgido ventanas online donde poder reclutar y contratar a estas personas según su valía. También hay agencias y fundaciones que, en función de las necesidades de una familia o persona, gestionan un listado de candidatos para el puesto y así se elige al que mejor se adecúe a las características exigidas de cada caso en particular. Son implementaciones y ayudas que permiten poder contar de una manera más rápida de una solución para atender a personas con problemas físicos, o mentales que requieren de un cuidado especial. Todo en beneficio del mejor bienestar y calidad de vida.