¿Por qué los remolques son basculantes?

Una de las grandes características de los remolques que se utilizan en la actualidad es que cuentan con el diseño y el mecanismo apropiado para convertirse en remolques basculantes. ¿Esto qué significa? Básicamente que esta condición permite que tanto la carga, como la descarga, de todo tipo de materiales  o vehículos pueda realizarse con un mecanismo sencillo que facilita estos procesos. ‘Bascular’ en definitiva es: inclinarse, mediante un mecanismo adecuado, de modo que la carga resbale hacia afuera por su propio peso, según la RAE.

Tecnología hidráulica

La tecnología aplicable a estas maquinarias industriales y remolques posibilita un trabajo mucho más eficiente y rápido. Favorece que los procesos se simplifiquen, y como consecuencia la productividad aumenta de forma considerable. Un ejemplo claro son los remolques basculantes para transportar motos.

En el caso de querer remolcar una motocicleta de poca cilindrada y peso medio, la manipulación es más sencilla, pero si se requiere transportar una moto de gran cilindrada se necesita maniobrar para encajar bien las ruedas con los ejes. Algo que se simplifica mucho si se tiene un remolque capaz de bascular para encajar desde el primer momento la moto a los raíles, y a través de ellos subir la moto hasta el remolque en cuestión.

Todo un proceso manual gracias al mecanismo hidráulico de última generación que permite que esta tecnología aplicable a maquinarias industriales sea indispensable a día de hoy.

Ventajas

Los remolques basculantes, por tanto, ayudan a mejorar todavía más las funcionalidades que de primeras ofrecen cada uno de los modelos de remolques actuales que salen al mercado. Sobre todo cuando hablamos de remolques de un considerado tamaño o para trabajos muy específicos. Ni que decir tiene que para que asegurar esta actividad, es preciso siempre acudir a marcas de primer nivel que ofrezcan productos homologados, con sistemas de prevención y garantía suficiente para el trabajo diario.