Por qué acudir a tu clínica de fisioterapia para aliviar el estrés

Muchas veces, cuando tenemos estrés o pasamos una época más ajetreada de lo normal, tendemos a no tratar esta dolencia. Y si queremos tratarla, lo último que se nos ocurre es ir a una clínica de fisioterapia. Esto es un grave error, ya que en un centro de fisioterapia pueden detectarte las dolencias cuyo origen es el estrés, y tratarlo de forma efectiva.

Cómo afecta el estrés en nuestro cuerpo desde el punto de vista fisioterapéutico

Debido al estrés nuestro cuerpo sufre diferentes problemas y lesiones, que pueden afectar a nuestro rendimiento físico y emocional de distintas formas.

Por ejemplo, si eres una persona que no suele practicar deporte, los efectos del estrés suelen traducirse en dolencias de contracturas de músculos, especialmente los músculos de la espalda y más cercanos a las cervicales.

También existe un problema en el que el estrés es un factor fundamental. Se trata de los casos en los que nos duele mucho la mandíbula, o también se manifiesta en dolores de cabeza o vértigos, normalmente. En estos casos, tu fisioterapeuta especializado deberá tratarte la articulación temporomandibular.

Esta articulación la encontramos entre el hueso temporal y el mandibular. Cuando tenemos estrés, tendemos a tensar más esta zona, incluso a dormir con la mandíbula tensa y apretada, lo que nos provoca problemas en esta articulación y, como hemos visto, dolencias varias.

Por otro lado, quienes sí están acostumbrados a practicar deporte, incluso son deportistas profesionales, el estrés les impide rendir correctamente. Con la ansiedad y el estrés, el rendimiento disminuye.

Por todos estos motivos, si tienes síntomas como los que hemos mencionado, te sientes mal y eres consciente de que el estrés o la ansiedad está presente en tu vida, no dudes en acudir a tu centro de fisioterapia. Allí te examinarán y te recomendarán el mejor tratamiento para tu caso en concreto.