Así se controlan las plagas con la agricultura convencional

Esta vez vamos a destacar una serie de herramientas que se utilizan en el campo y que son de vital importancia para el posterior cultivo en estos terrenos. Todo aquel que se dedique, o haya dedicado, o conozca un poco el sector campestre y de la agricultura sabrá que este tipo de actividad requiere de mucha dedicación y constancia, y muchas veces benevolencia de las condiciones climáticas, para conseguir el objetivo, que en principio no es otro que el de conseguir que crezcan frutos de calidad y buen sabor.

Todo requiere un proceso, que hace algunos años era totalmente manual y que ahora, gracias a la tecnología y las maquinarias, es posible apostar por la mecanización para la explotación de grandes superficies. Algo que posibilita el poder reducir el tiempo destinado a cada actividad (arado, labranza, abono, cultivo…) o incluso unificar pasos.

Ventajas de la agricultura convencional para aplacar las plagas

Ahora bien, con este avance en los procesos de mecanización de tractores, sembradoras, cultivadoras, máquinas para labrar, maquinaria agrícola para el tratado del campo, todo tipo de remolques… todo supone una gran ayuda, y también una inversión a futuro. Además, existen varias ramas, o diseños de máquinas, como la subdivisión entre maquinarias agrícolas de siembra directa o las sembradoras de agricultura convencional.

Cada una cuenta con una serie de características que las definen y les ofrecen una garantía para el proceso del tratado de los suelos y su evolución. Pero si una tienen los métodos tradicionales es la de controlar las plagas. ¿Esto a qué se debe? En gran parte porque la forma de actuar de estas máquinas de corte tradicional es diferente a las de siembra directa. Las convencionales lo que hacen es airear el suelo e incidir sobre él. Esto provoca que el agua entre más fácilmente, así como los nutrientes. Y además de esto, lo ya comentado, al remover las capas de la tierra se elimina la maleza, y se reduce el nivel de plagas que pueda haber.